Presentación

La música es la belleza de lo más primordial que anida en nosotros. En el latir del corazón se halla el ritmo. En la respiración, la melodía. Y en la relación con cuanto nos rodea, la armonía.

Baraka es una palabra de origen árabe que significa aliento vital, energía de Vida, gracia divina, y se refiere pues a lo más genuino que hay en nosotros, a lo más "original", y ésta es la razón por la que hemos denominado así a nuestro blog.

Cultivar la música en cualquiera de sus facetas (el estudio, la audición, la práctica o la reflexión) es un gran placer, que en absoluto está reñido con el cultivo de toda una serie de cualidades, como la paciencia, la memoria, la generosidad, la humildad, la fuerza, etc., quizás no muy en boga actualmente, pero sin las cuales no existe el músico verdadero, ni, en definitiva, el ser humano verdadero.

Y por último, decir que 'Baraka' no existiría de no haber entrado en contacto con el Institut d'Estudis Sufís de Barcelona, y a través de él, con la obra y el legado de exquisita sabiduría del poeta y místico persa Mawlânâ Yalâl al-Dîn Rûmî (1207-1273), el cual hizo de la música una vía privilegiada de conocimiento interior. Nuestro agradecimiento de corazón.

Sean pues muy bienvenidos a nuestro blog, en el que esperamos encuentren contenidos que puedan ser de su interés. Ésta al menos ha sido nuestra intención al compartirlos con ustedes.

Leili Castella
'Baraka, música con alma'

.

.

dijous, 12 de novembre de 2015

La Nit




Besllums de la nit


Beautiful Night, Fukuokashi, Japan... | "Night Sky" by Zotan on Flickr:




La Nit ha inspirat un riquíssim tractament simbòlic en l’àmbit de la mística, i molt especialment en el de la mística de l’islam. És per això que amb aquesta entrada iniciem  en el nostre blog un nou lloc dedicat a aquest símbol. I qui millor per començar a parlar de la Nit, que el gran mestre sufí persa de la Llum, Suhrawardí Maqtul (m. 1191), creador del corrent teosòfic ixraqí  o il·luminatiu. Ell va saber pouar en el pensament de l’antiga Pèrsia per rescatar-ne la saviesa de la Llum dels antics mags, reformulant-la i perllongant-la des del pensament islàmic.
El fragment de diàleg que reproduïm a continuació pertany a “L’archange empourpré”, un relat visionari d’una gran bellesa que l’islamòleg Henry Corbin va reunir, junt amb d’altres, a L’archange empourpré: quinze traités et récits mystiques, Artème Fayard, Paris, 1976. Leili Castella.


*


-Yo: Oh, sabio, ¿dónde está la Fuente de la Vida?
- El sabio: en las Tinieblas. Si quieres salir en busca de la Fuente, calza las mismas sandalias que Khezr el profeta, y progresa por el camino del abandono confiado, hasta que llegues a la región de las Tinieblas.
- Yo: ¿De qué lado está el camino?
- El sabio: Por cualquier lado que vayas, si eres un verdadero peregrino realizarás el viaje.
- Yo: ¿Qué indica la región de las Tinieblas?
- El sabio: La oscuridad de la que se toma conciencia. Pues tú mismo estás en las Tinieblas, pero no eres consciente de ello. Cuando aquel que emprende el camino se ve a sí mismo en las Tinieblas, es que ha comprendido que estaba en la Noche, y que jamás la claridad del Día había alcanzado todavía su mirada. Ése es el primer paso de los verdaderos peregrinos. (*)


(*) Sohravardî, Sihâboddîn Yahyâ, El encuentro con el ángel, Madrid, Trotta 2002, p. 64-65.