Presentación

La música es la belleza de lo más primordial que anida en nosotros. En el latir del corazón se halla el ritmo. En la respiración, la melodía. Y en la relación con cuanto nos rodea, la armonía.

Baraka es una palabra de origen árabe que significa aliento vital, energía de Vida, gracia divina, y se refiere pues a lo más genuino que hay en nosotros, a lo más "original", y ésta es la razón por la que hemos denominado así a nuestro blog.

Cultivar la música en cualquiera de sus facetas (el estudio, la audición, la práctica o la reflexión) es un gran placer, que en absoluto está reñido con el cultivo de toda una serie de cualidades, como la paciencia, la memoria, la generosidad, la humildad, la fuerza, etc., quizás no muy en boga actualmente, pero sin las cuales no existe el músico verdadero, ni, en definitiva, el ser humano verdadero.

Y por último, decir que 'Baraka' no existiría de no haber entrado en contacto con el Institut d'Estudis Sufís de Barcelona, y a través de él, con la obra y el legado de exquisita sabiduría del poeta y místico persa Mawlânâ Yalâl al-Dîn Rûmî (1207-1273), el cual hizo de la música una vía privilegiada de conocimiento interior. Nuestro agradecimiento de corazón.

Sean pues muy bienvenidos a nuestro blog, en el que esperamos encuentren contenidos que puedan ser de su interés. Ésta al menos ha sido nuestra intención al compartirlos con ustedes.

Leili Castella
'Baraka, música con alma'

.

.

dijous, 22 d’octubre de 2015

De la primavera i la tardor



De la primavera i la tardor




autumn:


Autum is the Spring of the Gnostics *

.....
With the Autumn breeze the tree colors turn,
Forests become a rainbow of shimmering hues,
Yellows and purples and reds vie with the greens,
In a geometry sublime, intricate beyond our ken,
To create a symphony of forms of endless beauty.
Nature dresses in her most noble garb,
To be worthy of being present before that Majestic King,
To whom all things do return.
And return it does as its colors diminish,
As hues fade away into a subtle colorlessness,
Which yet all colors contains, a death which is also new life.

The gnostic lives in this world of change,
Aware constantly of the Return,
The Return which the origin of true life is.
He sees in Autumn's majesty, that Return for which he yearns,
Which for him is the Spring of heavenly life.
If Spring be the origin of life below, 
Autumn is the Spring of eternal life,
That life for the Return to which the gnostic lives here on earth,
And so for him Autumn is the Spring of life divine,
Heralding the Return to that life that never ends.

Seyyed Hossein Nasr (1933-)



*This is a famous Sufi saying (khazân bahâr-i 'urafâst)