Presentación

La música es la belleza de lo más primordial que anida en nosotros. En el latir del corazón se halla el ritmo. En la respiración, la melodía. Y en la relación con cuanto nos rodea, la armonía.

Baraka es una palabra de origen árabe que significa aliento vital, energía de Vida, gracia divina, y se refiere pues a lo más genuino que hay en nosotros, a lo más "original", y ésta es la razón por la que hemos denominado así a nuestro blog.

Cultivar la música en cualquiera de sus facetas (el estudio, la audición, la práctica o la reflexión) es un gran placer, que en absoluto está reñido con el cultivo de toda una serie de cualidades, como la paciencia, la memoria, la generosidad, la humildad, la fuerza, etc., quizás no muy en boga actualmente, pero sin las cuales no existe el músico verdadero, ni, en definitiva, el ser humano verdadero.

Y por último, decir que 'Baraka' no existiría de no haber entrado en contacto con el Institut d'Estudis Sufís de Barcelona, y a través de él, con la obra y el legado de exquisita sabiduría del poeta y místico persa Mawlânâ Yalâl al-Dîn Rûmî (1207-1273), el cual hizo de la música una vía privilegiada de conocimiento interior. Nuestro agradecimiento de corazón.

Sean pues muy bienvenidos a nuestro blog, en el que esperamos encuentren contenidos que puedan ser de su interés. Ésta al menos ha sido nuestra intención al compartirlos con ustedes.

Leili Castella
'Baraka, música con alma'

.

.

dissabte, 17 de març de 2012

'Sufismo' de Halil Bárcena

'Sufismo'

Halil Bárcena

Fragmenta Editorial, 2012





Celebramos desde estas líneas la reciente publicación de ‘Sufismo’, el último libro del islamólogo y especialista en mística sufí Halil Bárcena, en una cuidada edición realizada por Fragmenta Editorial. En un momento en que se observa en Occidente un aumento creciente y generalizado del interés por el sufismo, es de agradecer una obra como la que reseñamos, hecha desde dentro de la propia tradición sufí aunque sin por ello renunciar al rigor científico, que nos introduzca, de forma breve y a la vez profunda, en lo que es (y lo que no es) el sufismo. Y es que, como señala el autor, la reavivación del interés por el sufismo concretada en toda suerte de manifestaciones (publicaciones, cursos, conciertos de música y danza sufíes, investigaciones, etc.), no siempre va acompañada de “un conocimiento cabal de las sutiles propuestas e intuiciones espirituales de los místicos sufíes, así como de sus silencios”.

A través de sus páginas, el libro deja patente que el sufismo es una apuesta radical por una espiritualidad libre, exenta de cualquier tipo de sumisión o actitud acomodaticia. Nuevamente en palabras del autor, el sufismo o tasawwuf constituye “la dimensión interior del islam, el néctar de la espiritualidad muhammadiana, la más pura y refinada destilación del mensaje coránico. El sufismo es el corazón del islam y, al mismo tiempo, el islam del corazón. No obstante su filiación islámica, el sufismo, visto desde una perspectiva universalista, se dirige hacia el mismo horizonte de significación espiritual que muchas otras sendas de realización humana que encontramos en las distintas tradiciones religiosas del mundo”.

Tamaña riqueza espiritual y sapiencial queda plasmada en la referencia a un amplio abanico de maestros, expresiones intelectuales, caminos iniciáticos, procedimientos técnicos y manifestaciones artísticas. Por lo que atañe a este blog dedicado a la música, destacamos especialmente estos dos últimos aspectos, a los cuales Halil Bárcena dedica un interesante capítulo titulado “Música y danza sufíes: el “samâ’” de Rûmî y los derviches giróvagos”. En él se dibuja lo que en verdad es el samâ’ (palabra de origen árabe que literalmente significa “escucha” o “audición”), y cómo, en la tradición sufí, se hace un uso de la música y la danza con propósitos espirituales.



Y ya no nos queda sino invitarles a sumergirse en ese océano de belleza inigualable que es el Sufismo con mayúsculas. ¡Que lo disfruten! Huuuuuuu……..